Seleccionar página

Después de haber publicado tu nueva página web no está todo el trabajo hecho, ni mucho menos. Hay un buen número de tareas indispensables y necesarias para que tu proyecto empiece a caminar con buen pie.

Es sabido que después de lanzar tu website vas a estar un tiempo en el que Google te va a hacer poco caso. En otras palabras, toca aguantar una travesía del desierto (de visitas y resultados), hasta que el buscador posicione tu página en los resultados. Es lo que se conoce por Sandbox.

Pero mientras Google hace su trabajo hay una lista de tareas que hacer que ayudarán a que tu proyecto despegue. Está bien celebrar el lanzamiento te tu nuevo proyecto online, pero al día siguiente hay que ponerse manos a la obra otra vez.

Pasos que necesitas hacer después de publicar tu nueva página web

Veamos una lista no exhaustiva que he dividido en los siguientes bloques.

Ten presente que algunas de las tareas que empiezan ahora son ya para siempre. Van a seguir en paralelo a la trayectoria de tu proyecto web. Por ejemplo monitorizar el funcionamiento de tu proyecto online.

Monitorización y control

Para saber en todo momento cómo va tu web, ya sea a nivel de visitas o ventas, necesitas poner en marcha las herramientas adecuadas. Existen varias soluciones, mucha de ellas sin coste, que nos permiten estar enterados de cada detalle de lo que pasa.

  • Alta y configuración de Google Analytics.
    Es un servicio de Google que nos proporciona información detallada de las visitas conseguidas, el tiempo dedicado a nuestra web y los contenidos más consultados. G Analytics es un servicio indispensable. También es cierto que al principio no hay que obsesionarse comprobando cada hora las visitas, pero es bueno tener siempre presente estos datos.
  • Alta y configuración de Google Search Console.
    Si queremos tener información relevante acerca del desempeño de la web en las páginas de resultados de Google podemos usar Search Console. Después de la configuración y una vez recoja los datos, podremos ver en qué búsquedas aparecemos, los porcentajes de clicks y muchos otros datos interesantes. Search Console es el primer paso para el SEO.
  • Optimización y velocidad de carga.
    Desde el primer día de vida de la web te recomiendo tener un ojo puesto en la optimización. Para ello monitorea periódicamente la velocidad de carga de tu web. Te recomiendo por ejemplo el servicio que ofrece GTmetrix y sus informes.
  • Cuadro de mandos general de la web.
    Otra recomendación para cuando iniciamos una web es tener armado un cuadro de mandos. Puede ser más o menos sofisticado. Con datos en tiempo real usando un servicio como Google Data Studio o algo más básico como podría ser una hoja de Excel en la que anotamos los hitos alcanzados. La idea en definitiva es acumular, agregar y presentar en un único lugar los datos más relevantes y útiles para tomar decisiones basándose en números.
  • Análisis de los resultados.
    Los datos por sí solos no tienen intención, son neutros, por eso las decisiones es mejor que se sustenten en el análisis. Siempre hace falta una interpretación orientada a nuestros objetivos que obviamente las herramientas por sí solas no proporcionan. Desde el primer día vale la pena realizar una valoración del estado de nuestro proyecto y contrastarlo con nuestro plan general.

Planificar, escribir y publicar contenidos

Para mantener una web activa y ganar relevancia progresivamente es muy recomendable ir publicando nuevos contenidos con asiduidad. Nos puede ser de gran ayuda elaborar un buen plan de contenidos que nos servirá de brújula y así tener una dirección clara hacia dónde ir.

  • Plan de contenidos.
    Para establecer los derroteros por los que van a circular tus contenidos. Si no lo tenías ya esbozado, ahora es un buen momento para elaborar uno.
  • Calendario editorial.
    Si tenemos un plan maestro general lo podemos volcar en un calendario y organizar así nuestros contenidos en el tiempo. Un calendario editorial en el que podemos añadir también las tareas que realizaremos en las redes sociales.
  • Investigación e ideación.
    Para mantener la máquina de creación de contenidos a buen ritmo es clave dedicar un tiempo a la investigación, la ideación de nuevas propuestas en combinación con el análisis de los resultados obtenidos. Siempre pensando en nuestra audiencia y los objetivos que deseamos alcanzar.

Conseguir difusión para los contenidos de la web

Ya tenemos nuestra web online. ¿Qué podemos hacer para conseguir difundir nuestros contenidos? ¿De dónde sacamos las primeras visitas? Veamos algunas ideas para empezar.

  • Avisar a los contactos.
    Inmediatamente después del lanzamiento de tu web una buena forma de tener el primer empujón es compartir la noticia con tu red de contactos profesionales y amistades.
  • Alta en redes sociales.
    Sería raro hoy en día ver un proyecto online que no lleve emparejado algún tipo de presencia en las redes sociales. Después de decidir en qué redes participara tu proyecto, una tarea a realizar es crear los diferentes perfiles y completar la configuración y conexión con tu sitio web correctamente.
  • Gestionar tus feeds.
    Revisa y configura a tu gusto los feeds que van a distribuir tu contenido.
  • Podcast, YouTube y más.
    Formatos como el vídeo o el podcast podrían ser aliados en nuestro objetivo de diseminar nuestros mensajes. No todo va a ser Instagram. Cada proyecto pide unos canales apropiados.

Publicidad online para impulsar las visitas

No es obligatorio, pero un buen chute de visitas a nuestra nueva web nunca viene mal. Y armar una campaña, aunque sea con un presupuesto moderado, es una buena idea. Nos irán bien las visitas y además tendremos un volumen de datos resultantes que van a permitir un primer análisis de cómo funciona la web.

  • Publicidad en redes sociales.
  • SEM, publicidad en buscadores.

Construir una comunidad alrededor de nuestro proyecto online

Desde el primer día empieza la tarea de crear, aumentar y cuidar la comunidad que gira alrededor de tu proyecto. Paso a paso va a ser una tarea ininterrumpida en el tiempo.

  • Newsletter.
    Herramientas del estilo de MailChimp son apropiadas para captar usuarios y comenzar a crear tu base de datos. Un tesoro que vale la pena ir acumulando. Pronto vas a poder lanzar un primer newsletter.
  • Redes sociales.
    Sin duda las redes sociales son un buen escenario en el que mantener conversaciones de tú a tú e ir armando poco a poco una audiencia.
  • Contactos.
    Y por supuesto en redes más segmentadas como Linkedin establecer contactos y sinergias.

Reputación online

La opinión de clientes y de terceros acerca de nuestros servicios son una fuente de información preciosa para saber si lo estamos haciendo bien y para mejorar aquello que sea necesario. A la vez aporta a clientes indecisos datos relevantes que pueden hacer desequilibrar la balanza a nuestro favor.

  • Reviews.
    Ten en cuenta aquellas plataformas especializadas en opiniones y reseñas, y contesta cualquier comentario de los clientes, sea elogioso y positivo o no.
  • Google Maps.
    ¿Tu proyecto presenta un componente local? No dejes pasar la oportunidad de que aparezca en Google Maps y asegúrate que sea de la mejor forma posible, con datos actualizados y buenas fotos. Monitoriza las reseñas que puedas tener.

Posicionamento en buscadores del sitio web

El posicionamiento en buscadores o SEO es una práctica que debes contemplar desde el minuto cero de tu proyecto. Y es que en un ecosistema digital en el que Google tiene un peso determinante, presentar nuestra web de la mejor manera a ojos del buscador es imperativo. Sin olvidar que en última instancia nos dirigios a humanos.

  • Auditoría SEO. Hacer un chequeo de los puntos básicos para un buen posicionamiento. Revisar sitemaps, posición en las SERP, palabras clave, web segura, optimización de las imágenes… en definitiva los aspectos que definen el SEO On-page.
  • Tareas SEO. Gracias al monitoreo y el análisis de los datos disponible empezar a trabajar para la mejora de palabras clave, estrategia de linkbuilding, seguir la competencia y todo aquello que pueda impactar en el SEO Off-page, que no es poco.

Hemos visto que hay una lista extensa de acciones y tareas que acometer una vez tenemos un proyecto online en marcha. ¡Todavía no es el momento de echarse a descansar en una hamaca!

Seguramente en función de cada web algunos aspectos son más acuciantes que otros, o sencillamente hay cosas que pueden no ser necesarias.

Sin duda todo el esfuerzo y el tiempo dedicado a lograr que nuestra web despegue y tome una inercia positiva habrá valido la pena.